Harmony Clean Flat Responsive WordPress Blog Theme

El Blog

Las puertas también se pierden...



A veces comprendo -Las puertas también se pierden.


Estando en la barra
tocando el germen espumoso
que insemina las gargantas.
Escribiendo,
de nuevo,
en el papel que se empapa
de salivas, burbujas, gritos
y entrañas.

Llegué y no dije nada,
solo lo evidente,
<<cielo, una caña>>,
y recuerdo, mientras escribo,
de nuevo, entre servilletas
cada una de las abiertas,
cerradas, abisagradas, gruesas
y perdidas puertas.

La cuarta no la he pedido,
sin embargo, y sin preguntar,
veo el vaso servido.
Ni pregunto,
y ahora,
acabo de soltar el bolígrafo.

Y lo recojo,
de nuevo,
tras el sorbo bebido.

Hay días...
hay noches...
que pagas, literalmente,
el ahogo del gemido.

Hay momentos
en que entiendo tus desvaríos.
Y comprendo...
el sueño etílico.

Y siento entender,
siento comprender,
haber entendido,
haber comprendido...

Corina Morera
'La Puerta Perdida'.



2 comentarios:

  1. Sólo se me ocurre recurrir a terceras personas:

    http://www.youtube.com/watch?v=PGnxCjfwK6I

    aunque bien sabes que podría autoabastecerme de mis letras, pero a veces otros hablan por nosotros y estamos de acuerdo y lloramos como nenazas como diría Sandra o un culo atravesado por un tanga descorchando la mañana y un ¿Nos masturbamos? o un ¿Puedo tocarte una tet? Puede que crecieran. Pero chica, las tetas no crecen de un día para otro.

    ResponderEliminar
  2. Gran oración la de 'las tetas no crecen de un día para otro'... muy cierta. Y... buen poema musical el de Rulo... 'Y cada vez más locos estando más cuerdos, y cada vez más muertos'... Esperemos que asomen los pezones y sean capaces de ponerse morenos sin quemarse...

    Un abrazo enorme, puerta abierta ;)

    ResponderEliminar

Cuéntame algo...

Cajón de sastre (entradas al azar)

Noticias de la Red