Harmony Clean Flat Responsive WordPress Blog Theme

El Blog

'Respirar'


Respirar


  Escribí este esto en 2009, lo 'cuelgo' hoy en la red porque, revisando páginas, me he rencontrado con un audio pésimo y un vídeo simple, algo que hice hace unos años haciendo 'pruebas' en casa. Aún así, cosas de la vida, le cogí cariño. Perdonad la mala calidad, espero que al menos disfrutéis el texto. Un abrazo... internautas.

Respirar, inhalar, inspirar, aspirar, tomar, absorber, robar esos sorbos de aire mientras la cabeza gira y gira junto a sus átomos inquietos. “¡Socorro!” –  susurran las bocanadas a veces en braile, queriendo ser tocadas; a veces en morse, pasando muy desapercibidas; a veces en un onírico idioma cabizbajo queriendo ser lloradas…

Respira… respira… sorbe el manjar salado de tu mirada, hazlo desaparecer, como lo haces tú tras cada exhalación. El aliento falta, pero… ¡Cómo sobra!, paradoja… no contradicción…

Entre sorbo y sorbo de impuro y urbano oxígeno, válgase la redundancia, trata mi pecho de saltar de su coraza, y mi casco bien forjado de derrumbarse en la tierra gris entre peatones que de mí no saben nada. Nada… el concepto que vuelve a formarse familiar. Nada… la transformación final de  una existencia baldía, de una existencia… que solo respira…

Ojalá, incontrolable, impulsiva, rebelde y certera dejara de respirar para abalanzarme sobre el acto que realmente deseo… ojalá pudiera gritar… gritar… cavar un hoyo profundo en una tierra blanda y rojiza, haciendo sangrar a la parte más salvaje y natural de mi propia filosofía. Llegar bien hondo, escarbando a la vez entre mis pensamientos más profundos, llevada por una droga de libertad incontenible. Gritar…

¡Gritar el nosotros, y el mí y el ti!; gritar el cuerpo que me atrapa y no me deja salir; gritar el momento en que comencé a existir; gritar hasta desvanecerme con el viento que grito, como estatua de arena disolviéndose en el alarido; gritar tan alto, tan fuerte, tan violentamente que el trueno se sienta aludido y batalle conmigo…; gritarte y gritarme, y gritar al unísono…!; hasta que no pueda más, hasta verme disuelta en la duna que expira, hasta gritar las bofetadas al otro lado de la cara, hasta gritar la lluvia que no dejé salir de mi mirada, hasta gritar el ser, el padecer y el estar…

Hasta gritar mi respirar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cuéntame algo...

Cajón de sastre (entradas al azar)

Noticias de la Red